Pueden permanecer en el anonimato los ganadores de lotería?

Por Martin Green | Actualizado en 15 abr. 2022

¿Es posible permanecer en el anonimato después de obtener un gran premio de lotería? 

Sí, técnicamente es posible, pero depende de la lotería, de tu lugar de residencia y de la legislación. En Estados Unidos, puedes permanecer en el anonimato en los siguientes estados:

  • Arizona
  • Delaware
  • Georgia
  • Kansas
  • Maryland
  • Nueva Jersey
  • Dakota del Norte
  • Ohio
  • Carolina del Sur
  • Virginia
  • Texas

Sin embargo, estos estados constituyen la excepción, más que la norma.

Ten en cuenta que si ganas un gran premio y no quieres revelar tu identidad, existe la posibilidad de que la prensa y el público en general no quieran respetar tus deseos. Además, es muy probable que la familia, los amigos (y los aprovechados) te sometan a una presión adicional para que les eches una mano. 

En ocasiones es mejor revelar tu identidad y seguir adelante con tu nueva vida, en lugar de vivir escondido.

La gran mayoría de las loterías europeas, australianas y neozelandesas permiten que los ganadores permanezcan en el anonimato. En estos países, resulta más fácil mantener tu identidad e información personal a salvo, una situación muy distinta a la que se vive en la mayoría de los estados de Estados Unidos.

Según diversas fuentes del Reino Unido, si ganas el premio mayor tienes la posibilidad de permanecer en el anonimato. De hecho, es la opción que han tomado la mayoría de los ganadores que residen en Gran Bretaña.

Te recomendamos que consultes el reglamento de la lotería y la legislación nacional y del estado correspondiente de Estados Unidos, algo vital si no quieres revelar tu identidad.

¿Tienes derecho a permanecer en el anonimato según la legislación estadounidense?

Todo depende del estado en el que vivas, pero en la actualidad el anonimato es la excepción, más que la regla.

Si tienes la suerte de vivir en Arizona, Delaware, Georgia, Kansas, Maryland, Nueva Jersey, Dakota del Norte, Ohio, Carolina del Sur, Virginia y Texas, puedes embolsarte un gran premio y permanecer en el anonimato.

En octubre de 2018, por ejemplo, un jugador compró un boleto de lotería en Carolina del Sur que le permitió embolsarse el premio mayor de 1.540 millones $ de Mega Millions.

El ganador esperó seis meses a solicitar el premio. Como el boleto se había comprado en Carolina del Sur, el afortunado jugador ha logrado permanecer en el anonimato.

¿Por qué prefieren no salir a la luz algunos de los ganadores?

Hay mucha gente que quiere el dinero, pero no la fama asociada con este. ¡La mayoría de la gente aceptaría un gran premio sin reserva alguna! Sin embargo, la atención que dedican los medios de comunicación puede tener un gran efecto que no siempre es bienvenido.

La mayoría de la gente intenta buscar siempre un equilibrio entre más dinero y la satisfacción de conformarte con lo que ya tienes. Un gran premio puede cambiar a la persona en la que nos hemos convertido con el paso de los años y dar un vuelco a la sencillez que regía nuestra existencia.

Hay gente que tiene suficiente sentido común para saber que un premio elevado puede tener un impacto muy grande en nuestra vida personal, familia y amistades; deciden tomar las medidas para evitar que se produzcan más cambios de los necesarios y permanecen en el anonimato.

Para muchas personas, la atención que traen consigo los grandes premios de lotería puede convertirse en una losa insoportable. La buena fortuna puede resultar abrumadora y estresante, y no siempre es la mejor opción para llevar una vida normal. La atención de la prensa puede ser agobiante, angustiosa, algo que no merece la pena.

Algunos abogados recomiendan a los ganadores que borren todas sus cuentas de las redes sociales antes solicitar los premios. Otras soluciones prácticas son cambiar el número de teléfono y mudarse de casa. En algunas situaciones es incluso necesario contratar seguridad privada, sobre todo si tienes hijos pequeños.

Ten en cuenta que algunas loterías ofrecen la opción de recibir el premio en pagos mensuales o anuales. Powerball y Mega Millions te permiten cobrar las ganancias en un pago único o dividirlas en 30 anualidades.

En el caso de Lucky for Life los ganadores del premio mayor pueden ganar entre 5,75 y 7 millones de dólares (según el estado donde residan). ¡Aunque también tienen la opción de elegir el pago anual de 365.000 $ para el resto de su vida!

Los pagos anuales pueden ser una solución más fácil de gestionar, en comparación con ganar varios millones de golpe.

Ganadores de lotería que se arrepienten de la atención pública recibida

Analicemos el caso de los ganadores de Powerball Willie «Wild» Seeley y su mujer Nancy, que ganaron 3,8 millones de dólares en 2013. Lo que en un principio parecía un sueño, se convirtió rápidamente en una «maldición» acompañada de un sinfín de lamentos. 

Willie se convirtió en objeto del bombardeo constante de los medios de comunicación y recibió un sinfín de llamadas de familiares desconocidos que le pedían ayuda económica o préstamos. La situación empeoró tanto que Willie confesó a NBC News que «desearía volver a la época en la que le pagaban un modesto sueldo cada dos semanas».

Andrew «Jack» Whitacker, que ganó un increíble premio de 315 millones de dólares jugando a Powerball es otro ejemplo extremo. «Ojalá hubiera roto el boleto», declaró después de que le roban y perdiera a un familiar por culpa de una sobredosis de drogas. Además, lo demandaron, empezó a beber, a jugar y a frecuentar clubes de striptease.

En noviembre de 2015, Craigory Burnch Jr ganó 434.272 $ jugando a la lotería de Georgia. Al cabo de solo dos meses, siete enmascarados lo mataron en su casa. Los familiares declararon a la prensa que el anuncio público de la fortuna que había obtenido lo había convertido en objetivo de los criminales.

Abraham Shakespeare ganó 30 millones de dólares a la lotería en 2006. Al cabo de unos años, conoció a Dorice «Dee Dee» Moore, que le propuso escribir un libro para explicar las historias de la gente que había intentado aprovecharse de él. Con el tiempo, se convirtió en su asesora financiera, pero acabó asesinándolo y lo enterró bajo una losa de hormigón, en su jardín trasero.

En retrospectiva, a toda esta gente le habría convenido mucho más permanecer en el anonimato, aunque la mayoría de ellos no tuvo opción en este aspecto.

La mayoría de los ganadores se llevar por la sensación embriagadora y casi extracorporal de ganar una fortuna de la noche a la mañana. Es una especie de equivalente a una luna de miel, a una sensación de intensa euforia y derroche sin límites que en su momento parece increíble, pero que no siempre dura.

A largo plazo, no es sostenible comprarse una casa nueva, coches de lujo y hacer vacaciones de ensueño. En ocasiones, el intenso subidón inicial solo dura unos pocos días y, al cabo de unos seis meses, se desvanece.

La mayoría de los ganadores de lotería intentan hacer realidad todos sus sueños en un espacio de tiempo muy breve. Esta felicidad y euforia tan intensa puede convertirse, en un abrir y cerrar de ojos, en una mezcla de vacío, amargura y, a veces, hasta desesperación. De repente la vida se convierte en un frenesí derrochador sin sentido.

¿Qué opciones tienes para permanecer en el anonimato?

Si vives en California, no te queda más remedio que hacerlo público, aunque crees un fondo fiduciario para cobrar el premio. Se trata de la misma legislación que se aplica en la mayoría de los estados del resto del país.

Sin embargo, puedes conservar el anonimato en los siguientes estados:

Si crees que la fama y la fortuna pueden arrastrarte a una situación insostenible, intenta comprar el boleto en uno de estos 11 estados.

En ocasiones puedes crear un fondo fiduciario para ocultar tus detalles personales antes de solicitar el premio, por lo que te recomendamos que dediques el tiempo necesario a planificar tu siguiente paso, en lugar de ir corriendo a la sede de la operadora con tu boleto firmado. 

Si actúas con racionalidad, encontrarás a asesores y abogados especializados en fiscalidad, derecho inmobiliario y contables que te ayudarán a gestionar tu riqueza. Esta gente puede ayudarte a desaparecer del candelero y ocultar tu identidad. De este modo, dispondrás de más tiempo para gestionar tus asuntos y decidir qué quieres hacer con el dinero y tu nueva vida.

Algunos ganadores, llegan a presentar demandas para intentar proteger su identidad. Sin embargo, en ocasiones se filtran detalles a la prensa, por lo que podría convertirse en un ejercicio ingrato.

Podrías intentar crear un fideicomiso ciego con una institución financiera y convertirte en el administrador. En este caso «ciego» haría referencia a todas las partes salvo al dueño. Por lo tanto, deberías crear una sociedad limitada con un nombre que no fuera el tuyo. Esta opción, no permite ocultar por completo la identidad del propietario de la compañía, pero dificulta enormemente la tarea de aquellos que quieran dar contigo. ¡No permitas que se salgan con la suya!

Louise White, por ejemplo, que ganó 120 millones de dólares eligió el nombre de «Rainbow Sherbet Trust» (sorbete arcoíris) para su fondo fiduciario.

Se trata de uno de los sabores de helado que ofrecían en la tienda donde adquirió el boleto ganador.

Hay gente que va un poco más allá y crea un fideicomiso dentro de un fideicomiso. Utilizan el primero para solicitar el premio y luego transfieren el dinero a un segundo fideicomiso puente. No obstante, ten en cuenta que todos los fondos fiduciarios que puedas crear estarán vinculados a tu persona. Una organización de este tipo te permite hacerle la vida más difícil a todo aquel que intente revelar tu identidad.

Piensa, por ejemplo, que un periodista muy curioso podría averiguar los detalles sobre el fideicomiso empleado para cobrar el premio, pero no le resultaría tan fácil hallar la información sobre el fideicomiso puente y tu información personal.

Así pues, te aconsejamos que encuentres un abogado competente y de confianza antes de emprender este camino.

¿Qué loterías te permiten mantener el anonimato tras ganar un premio?

Estados Unidos

Muchas loterías no te obligan a revelar tu identidad después de embolsarte un premio. En el estado de Texas, por ejemplo, serían las siguientes:

*premio de más de 1 millón de dólares.

¡Texas es una buena opción en caso de que obtengas un premio muy grande y no quieras revelar tu identidad!

Aunque vivas en otro estado que no permite mantener el anonimato, podrías comprar físicamente el boleto en Texas y no desvelar tu identidad. Podría ser una opción interesante si no te importa desplazarte.

Europa y el resto del mundo

También puedes permanecer en el anonimato en los siguientes países:

Algunos de estos países ofrecen distintas loterías, mientras que otros solo tienen una o dos. No obstante, si deseas preservar tu intimidad a toda costa, te recomendamos que consultes la legislación de cada país y la normativa de la lotería correspondiente.

¿Es posible conservar el anonimato si utilizas TheLotter, Lottoland u otros sitios similares?

TheLotter, por ejemplo, no puede tomar esta decisión por ti. Lo único que pueden hacer estos sitios y agentes es informarte de las mejores loterías para conservar el anonimato, lo que incluye los estados de EE. UU. y los países en los que es posible.

Esto se debe a que en el caso estadounidense cada estado tiene su legislación, y en el resto de los países se trata de leyes de ámbito nacional. Por lo tanto, aunque consigas un gran premio y el agente te diga que puedes permanecer en el anonimato, confirma esta posibilidad y asegúrate de que cuentas con el permiso de las autoridades competentes.

¿Es la mejor opción conservar el anonimato?

Hay gente que prefiere revelar su identidad y asumir la nueva realidad sin más. Mavis Wanczyk ganó el premio mayor de 758,7 millones de dólares de Powerball en agosto de 2017. Al día siguiente, decidió organizar una rueda de prensa para «quitarme este peso de encima y que todo el mundo me deje en paz».

En el Reino Unido, Colin y Christine Weir, de Ayrshire, Escocia, ganaron 161 millones de libras en 2011 y decidieron proclamarlo a los cuatro vientos.

Sin embargo, ten en cuenta que, aunque logres ocultar tu identidad, tu nuevo estilo de vida puede dar al traste con la intención de permanecer en el anonimato.

A mucha gente le cuesta disimular su nueva realidad cuando ello les obliga a mentir a la familia y a los amigos más estrechos. El esfuerzo no siempre compensa cuando el único fin es ocultar que posees una gran riqueza. 

A menudo es mejor aceptar la fama y la atención y aprender a sobrellevarlo. A fin de cuentas, ¡tampoco está nada mal tener mucho dinero!

Existe una especie de consenso general de que tarde o temprano acabará sabiéndose la verdad. Una persona se lo cuenta a otra, que a su vez se lo dirá a alguien más, hasta que la situación se vaya de madre. En tal caso, ¿por qué no seguir adelante con tu vida y aprender a disfrutar de tu fortuna?

Conclusión

Ganar un gran premio de lotería puede cambiarte la vida y, por lo general, a mejor. Sin embargo, no todo el mundo desea la fama y la atención que conllevan estos sustanciosos premios, por eso mucha gente prefiere tomar medidas activas para permanecer en el anonimato.

Si te decantas por esta opción, asegúrate de hacer antes los deberes. Investiga si se trata de una opción viable en tu estado (EE. UU.) o tu país. En la actualidad hay once estados de EE. UU. que te permiten ocultar tu identidad, además de muchos otros países del resto del mundo.

Por lo general, no es necesario solicitar de inmediato el cobro de los premios de lotería, por lo que dispones de suficiente tiempo para planificar tu estrategia y permanecer en el anonimato. En el revés del boleto encontrarás este período de gracia, que suele rondar entre 90 días y un año, según la jurisdicción del lugar donde lo hayas comprado. En caso de duda, ponte en contacto con el operador de lotería.

Si a pesar de todo no tienes claro que puedas permanecer en el anonimato en tu región, valora la opción de crear un fondo fiduciario para ocultar tu información personal. Hazlo antes de cobrar un premio que te cambiará la vida. Tendrás que contar con la ayuda de expertos en derecho y fiscalidad, pero te aseguramos que vale la pena. De este modo podrás ocultar tu identidad a los demás y poner las cosas muy difíciles a todo aquel que intente averiguar quién se ha embolsado el último gran premio de la lotería