13 historias de éxito: ganadores que conservan su fortuna

Por Martin Green | Actualizado en 10 feb. 2022

¿Qué ocurre cuando alguien gana la lotería? ¿Es una experiencia positiva que les permite llevar una vida feliz?

Conseguir un gran premio puede ser la culminación de todos tus sueños. Dicen que el dinero no hace la felicidad, pero puede hacer feliz a mucha gente si se usa de forma correcta. De hecho, muchos ganadores de un premio de lotería comparten las ganancias con los demás.

Hay gente que ha ganado cientos de millones de dólares o euros comprando un único boleto, pero para muchos otros basta con ganar dos millones para que les cambie la vida.

Hemos encontrado un gran número de historias de ganadores de la lotería que han sido capaces de conservar o aumentar su riqueza.

¿Hay gente que haya ganado la lotería y haya sido capaz de conservar la fortuna?

En diversas ocasiones se ha publicado que un 70% de los ganadores de la lotería acaban arruinados. Sin embargo, según el National Endowment for Financial Education (NEFE) esta estadística no se basa en una investigación rigurosa, por lo que no puede darse por válida.

Además, sería muy difícil llevar a cabo un estudio de este tipo. Aunque no conocemos la cifra exacta, es lógico que algunas personas sean capaces de conservar su fortuna y otras se arruinen.

¿Hay ganadores capaces de multiplicar su fortuna?

Sí. Algunos de estos afortunados han invertido en el mercado inmobiliario, en petróleo, gas, bonos de bajo riesgo o incluso en sí mismos. Estas personas no han vuelto a trabajar nunca más. O no lo han hecho por dinero.

Son muchos los ganadores que siguen trabajando y jugando a la lotería. De hecho, algunos han ganado más de una vez. ¡Eso sí que es buena suerte!

Cynthia P. Stafford, 112 millones $, California

En enero de 2007, la situación económica de Cynthia era crítica. Tras la muerte de su hermano por culpa de un conductor ebrio, decidió adoptar a sus cinco hijos. Los crio como madre soltera, al tiempo que ayudaba económicamente a su padre, que apenas podía cubrir sus necesidades básicas.

Cynthia tenía grandes dificultades para salir adelante y, a menudo, soñaba con ganar la lotería. De hecho, en más de una ocasión había pensado en una cifra exacta, 112 millones $, que le tocaban jugando a Mega Millions. Anotó este número en un papel, lo puso bajo la almohada y empezó a pensar y meditar sobre él. Llegó al punto de convertirse en una obsesión.

¡Al cabo de tres años ganó la increíble cantidad de 112 millones de dólares! Cynthia está convencida de que consiguió el premio gracias a la ley de la atracción y a la plegaria constante. Desde entonces, ha dedicado el dinero a solucionar sus problemas económicos y ha creado una productora de cine para dejar constancia de la suerte que ha tenido.

Asimismo, no renuncia a la esperanza de ganar otro gran premio en el futuro. Sigue comprando boletos de lotería cada semana ¡para ser una de las pocas afortunadas que ha ganado el premio mayor en más de una ocasión!

Dato curioso: Robert Lusting ganó siete veces la lotería entre 1993 y 2010.

Pearlie Mae Smith, 429 millones $, Nueva Jersey

Pearlie Smith y su familia ganaron los 429 millones $ del premio mayor de Powerball en 2016.

En lugar de gastarse el dinero en frivolidades como coches deportivos y yates de lujo, decidieron invertirlo con prudencia. Después de saldar todas las deudas, crearon la Smith Family Foundation.

La fundación, de creencias cristianas, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de la ciudad de Trenton (Nueva Jersey), donde reside la familia. Entre sus prioridades se cuentan la educación, el desarrollo de los barrios más necesitados y el apoyo a las familias con menos recursos.

Sin embargo, en lugar de limitarse a donar dinero y bienes, quieren formar a los miembros de la comunidad para que puedan encontrar empleo y recibir una buena educación.

Gracias a sus valores familiares y morales, todo es posible. ¡Demos gracias al Señor!

Paul y Sue Rosenau, 181,2 millones $, Minnesota

Paul y Sue Rosenau ganaron el premio mayor de 181,2 millones de dólares de Powerball en 2008. Por suerte, tenían muy claro lo que iban a hacer con el dinero.

Cinco años antes, su nieta Makayla murió por culpa de una enfermedad rara e incurable. La enfermedad de Krabbe es una enfermedad degenerativa que afecta a 1 de cada 100.000 niños y ataca a la proteína que recubre los nervios. La mayoría de los bebés mueren en un período de dos años.

Los generosos abuelos crearon la fundación The Legacy of Angels. Esta organización tiene como objetivo aumentar la conciencia sobre esta enfermedad y ayudar a las familias a pagar el tratamiento y los gastos médicos. También financia la investigación y diversos estudios. Desde 2009, ha concedido más de 10 millones de dólares en becas a los científicos que investigan esta enfermedad.

El matrimonio también ha donado más de 10 millones de dólares a la comunidad rural donde viven, Waseca, a la iglesia local, así como a diversas familias necesitadas y al parque de bomberos de la localidad. Los Rosenau son un buen ejemplo de cómo redistribuir la riqueza en beneficio de todo el mundo.

Tom Crist, 40 millones $, Canadá

Cuando en 2013 Tom ganó 40 millones de dólares en la Lotto Max canadiense, enseguida supo qué quería hacer. En lugar de despilfarrar el dinero en vacaciones de ensueño y caprichos materialistas, donó hasta el último centavo a la lucha contra la enfermedad que le quitó a su mujer: el cáncer.

Jan Crist había muerto dos años antes, cuando solo tenía 44 años. Por entonces, Tom se había jubilado, gozaba de una gran estabilidad económica y sus hijos eran todos adultos. Por eso decidió donar el importe íntegro del premio a una organización benéfica oncológica de Calgary.

En palabras del hijo de Tom, Dallas: «Me siento muy orgulloso de mi padre. Ojalá yo fuera la mitad de hombre que él. Es increíble lo que está haciendo. Es algo fabuloso».

Allen y Violet Large, 11,2 millones $, Canadá

El matrimonio Large ganó los 11,2 millones de dólares del premio mayor de Lotto 6/49 en julio 2010.

Como ambos gozaban de una acomodada jubilación y ya habían cumplido los 70 años, ¡decidieron donar el premio íntegro!

«No puedes echar de menos lo que nunca has tenido», afirmó Violet. «Como nos tenemos el uno al otro, el dinero no es importante», explicó Allen.

Violet también se enfrentaba a un cáncer y la pareja donó una gran parte de las ganancias a varios hospitales de Truro y Halifax, Nueva Escocia y Canadá. Asimismo, dedicaron un gran parte del dinero al parque de bomberos local, a varias iglesias y cementerios, así como a otras buenas causas.

«Nos pareció la mejor opción», dijo Violet.

Si quieres conocer las historias de aquellos que se arrepintieron de haber ganado un premio de lotería , lee nuestro artículo Doce casos de gente que ganó la lotería y lo perdió todo.

Mofijul Rahima Sheikh, 10 millones INR, India

Mofijul ganó 10 millones INR (150.000 $) con solo 22 años gracias a la lotería del estado de Kerala, India. Aunque no se trata de una cifra muy alta, en la India es el equivalente al sueldo de 625 años.

Mofijul se gastó el sueldo íntegro de su primer día de trabajo, 50 INR (0,75 $), en un boleto de la lotería Karunya. Conocida en la India con el nombre de «lotería de la compasión», le compró el billete a un vendedor discapacitado para ayudarlo.

El premio mayor fue tan elevado, que Mofijul se pasó los dos primeros días escondido en una comisaría, hasta que se atrevió a ir al banco, tras la festividad hindú de Shivaratri.

En la actualidad, Mofijul se ha comprado una casa y puede mantener a su familia. Ya no tiene que trabajar en la construcción, a cambio de un sueldo miserable.

Bob Erb (Herb), 25 millones $, Canadá

A sus 60 años, a Bob no quería saber nada de yates de lujo ni de mansiones. Su principal interés era la legalización de la marihuana y las organizaciones benéficas de su ciudad. Bob ganó 25 millones de dólares en 2012 después de comprar un billete de lotería en Calgary cuando se dirigía al funeral de su padre.

Llevaba 43 años jugando a la lotería, ¡y ahora por fin había ganado! En un principio siguió trabajando y donaba su sueldo íntegro al banco de los alimentos de su ciudad.

Más adelante, donó un millón de dólares del premio a 420 Day, un acontecimiento anual en favor de la legalización de la marihuana. No podría haberle tocado la lotería a alguien más bueno.

Un dato interesante: un 85% de los ganadores deciden permanecer en el anonimato. Sin embargo, en Estados Unidos no siempre es posible. La mayoría de los estados obligan a revelar la identidad del ganador. Por eso, muchos ganadores se decantan por crear un fondo fiduciario antes de solicitar el cobro.

Neal Wanless, 232,1 millones  $, Dakota del Sur

En 2009, Neal Wanless, de Dakota del Sur, estaba totalmente arruinado. Tenía dificultades para pagar el impuesto de bienes inmuebles y su rancho (era vaquero) se encontraba en muy malas condiciones. En Dakota del Sur, el 48% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza.

El banco embargó le embargó la casa y sus padres, su hermano y él tuvieron que mudarse a una caravana. Era tan grave la situación que tuvieron que dedicarse a vender chatarra para llegar a final de mes. Sin embargo, un día Neal gastó 5 dólares en un billete de lotería que compró en una gasolinera ¡y ganó 232,1 millones de dólares jugando a Powerball!

Una de las primeras decisiones que tomó fue comprarse un rancho y, hoy en día, la finca de 20.000 hectáreas, que abarca colinas y diversos pastos, ¡tiene un valor de 41 millones de dólares! Hay que admitir que Neal hizo una gran inversión.

Robert Salo, 1.000 $ a la semana de por vida, Nueva York

No son solo los grandes premios de lotería los que nos ofrecen las historias más reconfortantes. En ocasiones, las cantidades más modestas también pueden cambiarte la vida. Con solo 18 años, Robert ganó 1.000 $ a la semana de por vida en 2012.

La inversión de 2 $ en una tarjeta de rascar le permite embolsarse 48.000 $ al año (antes de impuestos). A buen seguro, la mayoría de los adolescentes se gastaría el dinero en fiestas, viajes y objetos de lujo.

Sin embargo, Robert decidió invertir el dinero de forma sensata para asegurarse el futuro. Y como deseaba ser ingeniero eléctrico, ha destinado una gran parte de ese dinero a su educación universitaria.

Brad Duke, 220 millones $, Idaho

Brad ganó 220 millones de dólares en la lotería del estado de Idaho, en 2005. Una vez liquidados los impuestos correspondientes el importe final ascendió a 74 millones de dólares. El primer objetivo que se planteó Brad fue convertir ese dinero en 1.000 millones de dólares.

Aún no lo ha conseguido, pero ha logrado reunir un patrimonio de nueve cifras gracias a susinversiones en petróleo, gas, propiedades inmobiliarias y bonos de bajo riesgo.

También tuvo la sensatez de crear una fundación familiar de 1,3 millones de dólares.

Peter Lavery, 10,2 millones GBP, Reino Unido

Cuando Peter Lavery ganó 10,2 millones GBP jugando a la lotería nacional del Reino Unido en 1996, tenía un sueldo muy modesto de conductor de autobús.

Decidió invertir su fortuna de forma sensata y se asoció con la Cooley Whiskey Distillery para crear una nueva marca de whisky. Así fue como nació Danny Boy y no le ha ido nada mal.

En la actualidad tiene más de 30 propiedades repartidas en Irlanda del Norte y ha logrado triplicar con creces el premio de lotería inicial.

Jason Fry, 47 millones $, Florida

En 2007, Jason Fry ganó 47 millones de dólares gracias al premio mayor de la lotería de Florida, lo que le permitió embolsarse un total de 14 millones de dólares. En un primer momento, se compró un coche nuevo y disfrutó de la fortuna con su familia y amigos.

¡Sin embargo, al cabo de poco decidió invertir el resto! En primer lugar, compró un campo de golf, que en la actualidad le genera 300.000 $ al año. También se hizo con una tienda BatteriesPlus en Fort Myers, y poco después adquirió tres más.

En la actualidad, su negocio es uno de los más famosos de Florida y Jason y su familia disfrutan de una vida muy desahogada.

Richard Lustig, MÚLTIPLES premios, Florida

¡Hay gente que gana la lotería varias veces! ¡Richard Lustig ganó siete veces entre 1993 y 2010!

El importe total de sus ganancias asciende a más de 1 millón de dólares, cifra que no es muy desorbitada si la comparamos con otros premios, ¡pero que tampoco está nada mal!

¡Desde entonces no ha perdido comba! Escribió el libro: Learn How To Increase Your Chances of Winning the Lottery (Cómo aumentar la probabilidad de ganar la lotería). Ha vendido un gran número de ejemplares y el valor neto de Richard dobla con creces las ganancias totales obtenidas jugando a la lotería.

Su caso demuestra que a veces la suerte no tiene límites y que puedes llegar a conseguir importes muy elevados. Hay personas que ganan un solo premio muy elevando, mientras que otras ganan varias veces premios de importe algo más modesto.

Dato curioso: Un cliente le dejó a una camarera de Springfield (Oregón) un billete de Keno, ¡que resultó premiado con 17.000 dólares! La mujer se quedó el premio íntegro, ya que el generoso cliente no quiso nada a cambio.

Conclusión

Ganar un premio de lotería importante es una experiencia positiva que puede darle un vuelco a la vida del afortunado ganador.

Hoy en día es posible ganar más de 1.000 millones de dólares con un único boleto, algo que ha ocurrido en más de una ocasión gracias a las loterías Powerball y Mega Millions estadounidenses. Otras loterías como EuroMillones también conceden premios muy elevados. Si realizas buenas inversiones y gestionas el dinero de forma inteligente, el premio puede convertirse en una gran ayuda para las familias y comunidades durante varias décadas. Por ello, antes de tomar una decisión, conviene tomarse un período de reflexión.

La mayoría de los ganadores se muestran eufóricos al saber que han ganado una fortuna, pero no todo el mundo reacciona igual. Hay gente que preferiría no haber ganado el ganado el premio, como analizamos en nuestro artículo Doce casos de gente que ganó la lotería y lo perdió todo.

Si quieres profundizar en este tipo de información, podrás saciar tu curiosidad en nuestro artículo ¿Quiénes son los afortunados ganadores de los premios de lotería más grandes de todos los tiempos?.